Las sales especiadas resultan muy útiles para aromatizar y condimentar nuestros platos y su elaboración resulta muy sencilla. Además la sal de verduras resulta especialmente adecuada para las personas con problemas de hipertensión, ya que aporta aroma y sabor a las comidas, con un menor contenido en sodio. Así, una cucharadita de sal de verduras(5 mg. contiene 132 mg de sodio frente a los 388 mg que contiene la misma cantidad de sal común.Además si quieres una sal de verduras un poco más picante, añada a los ingredientes 1/2 cta de guindilla seca troceada. ELABORACIÓN DE LA RECETAIngredientes: 50 gr de verduras deshidratadas para sopa(zanahoria, puerro, apio, cebolla, etc.)1 cucharada de cúrcuma o de colorante alimentario1 cucharada de pimentón dulce1 cucharada de ajo seco granulado1 cucharada de sal marina1/2 cucharada de pimienta negra en granoTriture todos los ingredientes, bien con un molinillo, turmix, thermomix o cualquier aparato que los pulverice.Una vez pulverizados vierta en un tarro hermético y conserve en un lugar seco. 

Share This