Que no te falta la vitamina D.

El cuerpo fabrica vitamina D cuando la piel entra en contacto directo con el sol. Así que como ahora en este tiempo de confinamiento no podemos exponernos a los rayos solares, salvo que salgamos al balcón (quién lo tenga), deberíamos aumentar la ingesta de alimentos con vitamina D. Para evitar que se produzcan carencias de este nutriente, de acción antidepresiva (necesaria ahora) y antifatiga, come más pescado azul (sirven las conservas de atún, sardinas,anchoas, etc. Huevos, lácteos y setas). Seguir este consejo también refuerza la respuesta muscular, debilitada por la falta de ejercicio